En el mundo

Los doctores en quiropráctica, en castellano siempre utilizan el término quiropráctica y no quiropraxia, que suele ser utilizado erróneamente por personas ajenas a la profesión o por intrusos.

El quiropráctico recibe el título de Doctor en quiropráctica tras completar una carrera de un mínimo de seis años en la universidad.

Esta profesión fue fundada en 1895 en EEUU y se imparte ahora en setenta países. Las asociaciones de quiropráctica nacionales de estos países son miembros de la Federación Mundial de Quiropráctica (WFC) en relación oficial con la Organización Mundial de la Salud.

Debido a su espectacular crecimiento, en 1997, la profesión quiropráctica se había convertido ya en la tercera profesión sanitaria de atención primaria (doctores) en el mundo occidental, tras los licenciados en medicina y odontólogos (1).

La gran diferencia de esta profesión, frente al resto de profesiones sanitarias, es que la quiropráctica prescinde, en su tratamiento, de la farmacología y de la cirugía, enfatizando esa capacidad de autocuración del organismo.

La quiropráctica está regulada por los gobiernos de Canadá, Estados Unidos, Costa Rica, México, Panamá, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia, Suiza, Reino Unido, Australia, Hong Kong, Nueva Zelanda, Chipre, Irán, la Arabia Saudí, Nigeria, Sudáfrica y Zimbabwe. En los más avanzados de estos países, los servicios quiroprácticos están incluidos en los sistemas nacionales de sanidad pública y privada.

En muchos otros países simplemente la han legalizada y reconocida sin regulación específica todavía, pero la lista crece a medida que los gobiernos actualizan sus legislaciones sanitarias.

Desgraciadamente, en España, la legislación aún está atrasada y no regula específicamente la profesión quiropráctica. El Parlamento Europeo, en 1997, adoptó el Informe Lannoye, en el que recomendaba y fomentaba que los países miembros, que aún no lo hubieran hecho, actualizando las legislaciones y la regular para el bien de los ciudadanos.

En los países más avanzados, la quiropráctica ya está plenamente integrada en la sociedad, en cooperación con las otras profesiones sanitarias, principalmente la medicina.

(1) American Health Care Policy and Research, 1997 Report. AHCPR publication No. 98-N002, Dec 1997.