La Quiropráctica

La Quiropráctica es la ciencia dedicada a prevenir, detectar y corregir las subluxaciones vertebrales, es decir, las malas alineaciones de las vértebras que provocan presión e irritación de los nervios que pasan a través suyo, y que como consecuencia producen desórdenes en la función del sistema nervioso y de la salud en general.

Como ciencia, busca el conocimiento del estado de la columna vertebral y su relación con la salud. Como método, aplica el ajuste vertebral para corregir las “subluxaciones vertebrales”.

La quiropráctica reconoce que el cuerpo humano dispone de una capacidad de auto-regeneración llamada inteligencia innata. Esta capacidad se manifiesta a través del sistema nervioso y tiende a curar el cuerpo y mantenerlo sano a lo largo de su vida.

El cerebro, la médula espinal y el bulbo raquidio, delicados y muy complejas, están protegidos por los huesos del cráneo y de la columna vertebral, el eje central del sistema locomotor. Desde este punto se ramifican una infinidad de redes nerviosas que llegan a cada parte del cuerpo para mantenerlo en un estado de funcionamiento óptimo.

Pero cuando la columna pierde el equilibrio y la postura normal se pueden producir interferencias o “subluxaciones vertebrales” en el sistema nervioso y causar todo tipo de problemas relacionados con la salud.

El trabajo del quiropráctico consiste en asegurar que la columna vertebral no irrite el sistema nervioso a través del ajuste idóneo.